Principios de Hormiga

Aprendí que la grandeza de la hormiga no está en su tamaño, si no en su carácter. El carácter lo contiene todo; sabiduría, conocimiento, temperamento y sentimientos. Podemos lograr el éxito a través de mucho esfuerzo, pero si no tenemos carácter podríamos perderlo en un momento. Podemos fracasar en la vida, pero sin carácter quedaríamos tirados para siempre. El mundo puede hacernos famosos, pero sin carácter podríamos perder la cabeza; y si se pierde la cabeza, se pierde todo. Por tal razón, el carácter viene siendo el gran contenedor de valores, creencias y disciplinas que nos van formando con el tiempo. El carácter es la tenacidad que nos ayuda a resistir en la tentación, el miedo a los retos y nos mantiene pegados a la tierra, aunque el mundo nos declare estrellas. Sepa bien lo que digo, la voluntad de Dios no es que seas rico, o pobre, o famoso, si no más bien que alcances la madurez necesaria y puedes sostener, finalmente, el enorme peso de la gloria de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: