¿Qué debo priorizar financieramente en pareja?

El éxito financiero en la familia no es cosa de suerte. Se requiere esfuerzo y planeación para que las cosas salgan mejor. Además, tratándose de un matrimonio es necesario que todos se pongan de acuerdo, porque de lo contrario solo se tendrá conflicto y espanto. Por esa razón dice la biblia: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Am 3:3). Así que, dejemos el orgullo fuera de la casa y pongámonos de acuerdo entre pareja sobre temas financieros, pues como dicen por ahí, “la unidad hace la fuerza” y se ganan mas batallas. Por otro lado, Jesús también dijo: “Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá” (Mt 15:25) lo que indica, que no esperamos tan buenos resultados viviendo entre barreas financieras y cuentas ciegas. Pongámonos de acuerdo, y para eso recomiendo que ambos, en primer lugar, prioricen sus gastos. Es decir, determinen cuales son aquellos gastos que se deben hacer antes de cualquier otro. Es decir, las responsabilidades financieras. Por ejemplo, el pago de la casa, pues ese es fijo, no cambia, y si lo dejas de hacer estarás en serios problemas. Veras, algunos problemas financieros vienen precisamente de la falta de esta regla, pues cuando llega el cheque lo primero que hacen es salir a gastar, celebrar y consumir, dejando por ultimo la renta o la hipoteca, cosa que a la larga les genera verdaderos conflictos con sus cuentas.

Otro gasto que debe ser priorizado es el pago de las deudas, si es que se tienen. Pues debes saber que si no pagas se generan intereses, cargos por atrasos y otros “maleficios”, tales como la afectación de tu puntuación de crédito, llamadas constantes y poco carismáticas de compañías recolectoras de deudas, y en el peor de los casos, el embargo de inmuebles. Por eso el gran Salomón decía: “No seas de aquellos que se comprometen, Ni de los que salen por fiadores de deudas. Si no tuvieres para pagar, ¿Por qué han de quitar tu cama de debajo de ti?” (Prov 22:26,27). Así que, es mejor no tener deudas. Pero si las tienes recuerda que es una responsabilidad devolver lo prestado. No hacerlo genera estrés, angustia y congoja. Haz tu prioridad el pago de tus deudas, no vaya a ser que te quiten hasta el sueño.

Y hablando de quitar, no se te olvide pagar tus impuestos. Jesús dijo: “Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios” (Mt 22:21). El deber de pagar impuestos es una responsabilidad que nos concierne a todos. Debemos darle importancia y no restarle prioridad en nuestros asuntos financieros, pues no pagar impuestos por negligencia o descuido genera serios conflictos. Así que, si queremos tener éxito en nuestras finanzas en pareja debemos comenzar por priorizar todas estas cosas. No espere a tener conflictos, como siempre les digo: “sean proactivos en sus finanzas, pónganse de acuerdo y prioricen lo importante para que todo salga bien “.

Miguel Cortez

Macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s