Todo en su momento se disfruta mejor

Las hormigas nunca se rinden. Al menos las que yo conozco, que por cierto acaban de tener una reunión para celebrar un año mas de haber construido las murallas de la gran fortaleza donde vive la reina, pues hace tiempo, como ustedes han de saber, se vivió una gran batalla entre las hormigas y el ejercito del sur, ya que ellos siempre están tratando de eliminar a las hormigas, ya sea por envidia, o por orgullo propio. Me recuerda al diablo, que como dice la biblia, solo tiene intenciones malas y únicamente busca a quien devorar. Pero al igual que las hormigas, uno nunca debe rendirse, y aunque las cosas no siempre salen como uno quisiera hay que seguir adelante.

Pero volviendo al tema de la fiesta, figúrese usted que las hormigas también son muy organizadas, pues antes de celebrar primero salieron a trabajar, lo cual me deja a saber que hay que saber esperar, o como dijo la reina: “las cosas se disfrutan mas si se sabe esperar”. Y lo dijo porque en cierta ocasión ella vio como algunas hormigas que apenas generaban un manojo de ganancia rápidamente salían a gastar sin guardar algo para el futuro, y lo que es peor, se gastaban todo lo acumulado en unas horas para luego andar penando y pidiendo ayuda a la gran fortaleza como si esta fuera la responsable por su falta de responsabilidad. Por tal razón, la reina apretó el cinturón y enseñó un principio que nadie debe olvidar: “Trabaja hoy para celebrar mañana”. Lo que quiere decir, es que debemos aprender que hay tiempo para todo (Ecle 3:1). Hay tiempo para nacer, morir, plantar, arrancar, edificar, llorar, endechar, bailar, esparcir piedras y juntarlas, romper, cocer, amar, guardar y desechar (Ecle 3:2-8). Sepa bien que Dios todo lo hizo hermoso en su tiempo (Ecle 3:11) y que todo lo que se quiere hacer debajo del sol también tiene su hora y su momento (Ecle 3:17).  Así que, lejos este de nosotros derrochar el tiempo, o mal gastarlo en cosas que no aprovechan. Las cosas se disfrutan mejor cuando se hacen en el tiempo adecuado y se provechan mas si se hacen con planeación. La reina hormiga era una experta, sabia y prudente, por eso su reino era prospero y productivo. Ella no se andaba por las ramas, ahí a todos les gustaba divertirse, disfrutar de sus ganancias y celebrar con fiestas a lo grande. Pero eso si, no sin antes trabajar, producir y planear bien las cosas. Como la gran fiesta, que bien se lo tenían merecido, pues como les dije antes, habían tenido una gran batalla contra el ejercito del sur, que finalmente ganaron gracias a la perseverancia y las oraciones de todos. Me resta decirles, que aquella gran fiesta fue todo un éxito, pues se dieron regalos y hubo mucha comida, baile y sorpresas. Todo cuanto se puede disfrutar, pero como ya les dije, en su tiempo y en el momento perfecto.

Miguel Cortez

Macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s