Si usted es creyente, o no lo es, no importa; vaya a la iglesia hoy. Es Viernes Santo.

 

-Si no quieres ir a la iglesia en todo el año, por lo menos tienes que ir este viernes, ya que es Viernes Santo- decía la abuela. Pero en mi caso, antes ni si quiera el Viernes Santo iba a la iglesia, pues mis prioridades eran otras, y que como muchos, pensaba y veía esa fecha solamente como un día festivo, aunque en la mayoría de los almanaques se ratificaba claramente y de manera impresa como “día Santo” o “Día de la crucifixión”. Pero, aunque los días festivos son para celebrar y descansar, ahora debo mencionar que este día es especial, y que a diferencia de otros, este apunta de manera directa hacia cada uno de nosotros, a los que somos creyentes, y también a los que no son. Por un lago, a los creyentes porque ellos saben bien que hoy se celebra la conmemoración de la muerte de Cristo en la Cruz, cosa que es bien sabida por todos, y que fue necesaria para la restauración del hombre pecador, y que por cierto bien dijo el apóstol Pablo, que para eso había venido Jesús al mundo, “para salvarlos” (1 Tim 1:15). Pero, por otro lado, también se relaciona con los que no son creyentes, es decir, con todos aquellos que no simpatizan, creen o siguen algún tipo de religión evangélica, católica, o atea (si es que se le puede llamar religión), pues también es bien sabido, de manera bíblica, que no por estar fuera de cualquier creencia usted puede librarse de haber alcanzado también la reconciliación con Dios mediante la cruz en Cristo. Porque Cristo murió por todos, que como pecadores también hemos sido beneficiados por las bendiciones de la cruz. Por supuesto que estos beneficios son alcanzables, pero solo si usted decide recibirlos por la fe en Cristo y reconsidera recibir su perdón. Y digo “todos”, también porque todos hemos sido pecadores de alguna forma, y no se puede decir que uno no es pecador, porque si lo hace entonces hace a Dios “mentiroso” (1 Jn 1:10) mas líbrenos el Señor de hacer eso. Por lo tanto, como dijo Pablo, “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, (ahora) siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” es posible para todos. Como vera, los sucesos que hoy Viernes Santo recordamos nos conciernen a todos, a los religiosos y a los que no son. Entonces, como decía la abuela, vaya a la iglesia hoy porque se predican las siete ultimas frases que Cristo dijo en la cruz y grábenselas. Vaya hoy, y si después ya no quiere ir otro día a la iglesia ahí se lo dejo de tarea.

 

Miguel Cortez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s