Monserrat, y el amor de Dios

Lo que son las cosas del amor. Uno nunca sabe de quien se va a enamorar, y cuando se va uno a enamorar. Porque eso del amor es cosa muy seria; y cuando te pasa, te pasa; caes redondito y sin nada que te salve. Yo me enamore cuando estaba en sexto año de primaria, cuando no sabia nada del amor, y mi mundo cabía en la mochila. Monserrat era la niña mas bonita de la escuela, y creo que esta por de mas explicar que todos los niños habían caído redonditos como yo. “Se nos caía la baba” a todos, con la única diferencia de que solamente yo tuve la osadía de pedirle que fuera mi novia; pero ella solo dijo: “no, gracias”. Así de simple, sin explicaciones, rodeos ni excusas.

¡Pero que barbaridad!, debería darme pena contarte todo esto; pero no es así, solo me causa nostalgia, y de la buena. Como dijo Salomón, “porque fuerte como la muerte, es el amor”; así que sobreviví ante el rechazo, me repuse rápido y la deje ir en el tiempo. Sabrá Dios que habrá sido de ella. Y digo Dios, porque resulta que El fue el único que supo sobre esta historia; y además, El es el experto sobre el tema del amor, pues la biblia dice que “Dios es amor” (1 Juan 4:8). ¿Y cómo no? Figúrate que hay por lo menos tres cosas que no sabia del amor de Dios, pero que ahora te cuento.

 Primero, “que el amor de Dios no tiene medida”. El apóstol Pablo decía que ojalá fuéramos capaces de comprender el amor de Dios, su altura, su anchura, la longitud y su profundidad (Efesios 3:18,19). Un día aprendí un antiguo canto, que decía que el amor de Dios era tan alto que no podías estar arriba de el, tan bajo que no podías estar debajo de el, y tan ancho que no podías estar a un lado de el. Así el amor de Dios, perfecto, puro y sobre todo abundante para nosotros.

 Segundo, “que nada puede separarnos del amor de Dios”. De hecho, el mismo apóstol recalcó que “ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados, ni potestades ni lo presente, ni lo porvenir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada tiene la capacidad de separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús” (Romanos 8:38,39). Por lo cual, entonces debemos saber que no estamos solos. Quizá un mundo nos vigile, pero solo Dios nos da la seguridad de su cercanía y de sus cuidados; así como el padre que vigila tan de cerca a su criatura en sus primeros pasos, y que siempre esta listo para protegerlo, sanarlo y levantarlo en cada una de sus caídas.

 Y tercero, “que el amor de Dios es para todos”. El apóstol Juan dijo que “tanto amó Dios al mundo, que no dudo en entregar a su Hijo único, para que todo el que crea en el no perezca, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Dicen que estas palabras son el corazón de la biblia. Porque en ellas se encuentra precisamente la vida y el deseo de Dios para todos; que nadie perezca. Así que todos cabemos en el corazón de Dios. No existe ningún ser humano sobre la tierra que no haya sido amado por Dios, y no existe ningún pecado en el mundo que no haya sido cubierto por la gracia de Dios en Cristo Jesús, su hijo. Por lo tanto, el amor de Dios es suficiente para todos, y nada queda fuera de su gracia. Porque su gracia es mas grande que todo el pecado del mundo.

 Entonces, si alguien sabe de amor ese es Dios. ¿Yo que sabia del amor si apenas era un niño de sexto año? ¿O sí? Porque, al fin y al cabo, Jesús declaró que quien no recibiera el reino de Dios como un niño no entraría en el. Por lo tanto, vaya usted a saber en que estaba yo pensando aquella tarde. Pero lo que si le sugiero, es que no deje ir la oportunidad. Abrace el amor de Dios y reciba su gracia que lo llena todo.

 

Miguel Cortez

Macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s