El mensaje del archivero desordenado

Las cosas en la ciudad de Los Quesos Escondidos habían estado muy tranquilas durante algún tiempo. Con el Vigilante rondando por ahí, nadie se preocupaba por los extraños invasores, y mucho menos, de aquellos rastreadores de tesoros que en algún tiempo dieron mucha lata a la pequeña, pero muy productiva comunidad de Los Quesos Escondidos.

Adelfo, quien regularmente supervisaba la producción de los quesos, había estado tomando notas sobre una de sus vistas a la bodega que había sido construida en honor de una antigua reina, quien les había dejado un especial tesoro; el libro de los sueños. Para Adelfo, entrar a la bodega le provocaba ciertos sentimientos, pues aquel lugar estaba lleno de muchos misterios; había sido construida sobre las ruinas de un antiguo pueblo encantado; algunos ratones de la ciudad decían escuchar extraños portazos durante la noche, y en ocasiones, se maravillaban al encontrar las maquinas prendidas por la mañana después de una larga noche solitaria.

Pero cierta noche de abril, Adelfo tomó su libro de notas, y como desafiando lo desconocido entró a la bodega bien armado de valor, preparado para no dormir y decidido a enfrentar sus peores miedos, porque de no hacerlo, estos se podrían convertir, tarde o temprano, en pequeñas ataduras invisibles que aprietan, que sostienen con fuerza la voluntad, la iniciativa y el ánimo. Así que, sin mas que decir, Adelfo cerró la puerta principal detrás de si. Camino por toda la bodega hasta encontrar un viejo archivero de madera que capto su atención, pues estaba abierto, sucio y desordenado. Al parecer alguien había estado husmeando, y sin temor a ser descubierto había dejado todo en evidencia, para que Adelfo descubriera lo siguiente:

“El caos genera confusión, se pierde la paz y los pensamientos se paralizan” ¿Y cómo no?, si nada mas al ver el desorden en aquel archivero le hizo pensar en la vida tan desordenada que estaba llevando, y que sin darse cuenta, cada día estaba empeorando; pues cada vez el estaba mas estresado, agobiado y por supuesto preocupado. Adelfo estaba a punto de perder la paciencia, nada le satisfacía, y lo que antes le emocionaba ahora le aburría, no distinguía lo importante de lo urgente, y a duras penas terminaba sus responsabilidades. Pero de pronto un portazo se dejo escuchar, un viento fuerte se dejo sentir y el sonido lijero y tranquilo de una flauta se hizo notar, música melodiosa y tranquila que provenía de la oscuridad, y una dulce voz, sabrá Dios de donde, que despacio decía muy cerca de el “Vuelve en amistad ahora con Dios, y tendrás paz, y por ello te vendrá bien” Job 22:21.  Adelfo no recordaba haber estado peleado con Dios, pero si reconoció haber dejado la oración, único medio por el cual solía platicar con el creador. También, aquella voz que provenía de algún lugar le dijo: “Si te volvieres al Omnipotente serás edificado y alejaras de tu casa la aflicción” Job 22:23. Y eso era lo que Adelfo necesitaba, porque la aflicción lo estaba agobiando al punto de sentirse ahogado. No obstante, aquella voz también le aseguro paz, firmeza y recompensa por buscar a Dios (Job 22:27,28). Esto no fue un sueño bonito, la voz era real, tranquila y serena, firme y segura, que finalmente dejo a Adelfo muy pensante sobre su vida, y sobre el archivero viejo, desordenado y sucio que vio en aquella bodega.

De pronto, el amanecer llego sin avisar. El tiempo había transcurrido muy rápido y Adelfo ni cuenta se había dado. Los mitos que se decían sobre aquel lugar no cesaron con la visita de Adelfo. Todavía se cuenta, que en aquella vieja bodega se siguen viendo y escuchando cosas extrañas. Por las mañanas siguen amaneciendo las maquinas prendidas, los archiveros abiertos, desordenados y sucios como si alguien, por alguna razón, quisiera dejarnos un mensaje especial que nos dará la luz a un nuevo orden.

 

Miguel Cortez

Macortez1@live.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s