¿Ya pusiste tu pinito?

Por Miguel Cortez

Finalmente se llegó la hora de poner el pino. Pero, aunque todavía no es diciembre, al parecer muchas familias ya sacaron de la caja, aquel pino de navidad que habían comprado hace tiempo. Otros ya salieron a buscar uno nuevo, y los que pueden, y quieren, se buscan uno “naturalito” y bonito para dar el “gatazo”; no obstante, cuidando siempre el gasto. Por cierto, si ya recibiste tu aguinaldo, bono o incentivo económico para estas fiestas, quiero felicitarte y desearte muchas bendiciones y felices compras. Pero no sin antes recordarte las siguientes notas:

Primero, disfruta de las próximas fiestas, pero dentro de tu propio presupuesto. Recuerda que solo se recibe una vez al año y bien vale la pena aprovecharlo sabiamente. No te “encharques” con deudas, usa solo lo que tienes y mantente por debajo de tus límites. Ciertamente que en diciembre se desatan las ofertas, pero no todas son de aprovechar. Toma decisiones inteligentes, y se un buen administrador.

Segundo, Piensa en los menos afortunados. Aquellos que no reciben, pero que igual desean celebrar esta navidad. ¿Sabías que Dios había dado instrucciones en la antigüedad para dejar lo último de la tierra para los pobres? Pues lo hizo, y no solo eso, sino que también nos dio un mandamiento que a veces pasamos por alto: “no serás de mezquino corazón cuando des” Deuteronomio 15:10. Y que por cierto, una vez que ayudas a los pobres, dice el libro de Dios, serás prosperado en todo lo que emprendas. No es magia, sino una ley, que existe desde hace siglos y que sigue vigente hasta el día de hoy.

Y tercero, piensa en la cuesta de enero, pero sin preocuparte más de lo necesario. Ya sé que es tiempo para celebrar, y tiempo para disfrutar, pero no estaría nada mal que hicieras un cochinito para el mes de enero. Salomón solía decir “el avisado ve el mal y se esconde, mas los simples pasan y reciben el daño” Proverbios 22:3. La cuesta de enero suele ser dura, pero solo para los que no se preparan. Dicen los expertos que una persona debería tener un fondo de emergencia que cubra sus gastos por lo menos de tres meses. Supongo que es difícil reunir esa cantidad, pero ahora que se recibe dinero extra deberías aprovechar y empezar con algo, aunque sea poquito; como dijo Salomón “la riqueza ilusoria disminuye; el que la junta poco a poco, la aumenta” Proverbios 13:11.

Por ahora, si ya vas a poner el pinito, no se te olvide instalar también el nacimiento; con todo y sus reyes magos, gallinas, burritos y camellos; María y José, como siempre, debajo de una enramada, y el pesebre muy bonito y arreglado al centro, donde dice la historia que alguna vez durmió Jesús, el salvador del mundo que vino a la tierra a nacer para salvar al hombre de todos sus pecados, incluyendo los financieros. Porque has de saber que amar las riquezas produce muchos males (1 Timoteo 6:10) y además, es uno de los pecados favoritos de un espíritu materialista, y muy alejado, de un espíritu navideño.

Miguel Cortez

Facebook: Miguel Cortez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s